Blog

Inicio  /  General   /  Tómate la leche, que no llegamos al cole!

Creo que ya he contado más de una vez que llevo muy mal todos los grandes cambios. No son más que retrocesos asegurados que me van a complicar la vida en los próximos días:

Quitamos el chupete y no hay quien les consuele,
de la cuna a la cama, el día que no se acaba,
decir adiós al pañal, para sacar la fregona a pasear,
escondiendo el biberón, llegó la contemplación.

Y mira tú que en un momento, me ha dado por inventarme este cuarteto.

En realidad nunca he tenido prisa por pasarles del biberón a la taza, normalmente son ellos los que deciden dar el paso, porque quieren ser mayores, imitar a sus hermanos,… pero pasada la emoción de los primeros días y después de comprobar que son perfectamente capaces de tirarse la leche encima y dejarlo todo perdido, no sé muy bien por qué se pasan a la meditación. Cuando les sirvo el desayuno, reflexionan sentados inmóviles en la silla con la taza de leche sobre la mesa y la mirada perdida en alguna mancha de algún azulejo de la cocina. La alternativa de dejar la taza para dentro de unos meses es ya imposible, se han convencido de que la tetina ya no va con ellos, y la verdad es que cuando tienes el tiempo justo para que todos estén vestidos, aseados y con las panzas llenas para afrontar con fuerza las primeras horas del colegio, ver cómo pasan los minutos mientras tu pequeño infante bebe la leche a cucharaditas de café puede con los nervios de cualquiera.

Durante una temporada hice un juego en casa que funcionó muy bien. Ponía el tiempo que tenían para desayunar en el temporizador del horno. Cuando terminaban la leche, mirábamos cuántos minutos quedaban, tres, cuatro, cinco, los cuales se convertían en Lacasitos que repartía y podían comer en ese momento. Si se daban más prisa, conseguían más. Si no se la tomaban, no había Lacasitos.

Nota: A partir de los 2 años y medio.

Nota 2: Hay que ver el partido que le sacamos a estos chocolates en casa…

8 comentarios

  • Raquelhace 6 años

    Lacasitos te hace descuentos?… jajaja!.
    A mí me da dolor de cabeza, de estómago, de todo pensar en todos los cambios que tendría que haber hecho y por pereza (sí señores) pereza no he hecho.
    Ni he escondido los chupetes, ni los biberones, ni me he tomado muy en serio esto de pasarles a su cama desde ya…
    Qué desastre de madre soy!!!
    Pero el tema del biberón es algo que de verdad me aterra… ahora toman el biberón en un 0,2 seg… no rechistan, toman más leche que en un vaso, y llegamos a la hora a la guarde…
    Además y sé que lo estoy haciendo muy mal pero no dejo de pensarlo, con la llegada de la niña seguro que vuelven a querer el biberón porque la bebé lo va a tomar (por lo menos con ellos dos así ha sido, había que reforzar porque el pecho no tenía mucha leche, qué le voy a hacer).
    Consejos??? (Además de los Lacasitos).

    responder
  • EvAhace 6 años

    Anna, a los 3 años seguia con su biberón por la mañana y por las noches.Siempre ha sido muy mala comedora y no teniamos prisa por quitárselo.
    A los 3 años y medio, en la cabalgata de reyes vio que los bebes entregaban sus chupetes a los reyes y decidió ella sola, dejarles a sus majestades su biberón. Tuvo sus reticencias ,preguntaba que pasaría si no le gustaba la leche en vaso.Y le dijimos que le escribiriamos a los reyes y se lo devolverían una noche
    Nosotros guardamos el biberón bajo 7 llaves por si en algún momento por arte de magia debía de volver a aparecer…..
    Ahora tiene 7 años , se toma la leche por las mañanas y por las noches y hace poco, en una limpieza a fondo de la cocina apareció el biberón que se fue directo a la basura, a escondidas, eso si……….

    responder
  • Mirihace 6 años

    Pues si al mio al menos le apeteciese tomarlo en el bibe, seria estupendo, pero no quiere bibe ni taza ni cuenco, ni pajita.. no le apetece tomar leche!! y como le explico yo que el pediatra me ha dicho que tiene que tomar al menos 500cc, si si.. muy bonita la teoria, pero con 27 meses el pediatra es una señora que cuando va, le pone una cosa fresquita en el pecho y le mira los oidos..
    http://menos1000ymas30.blogspot.com/

    responder
  • mamayprofehace 6 años

    Esto tengo que probarlo!!

    responder
  • Beatricehace 6 años

    En casa tenemos por costumbre que sea el desayudo antes que el vestirse, para evitar desesperaciones en caso de que un Cola-cao se caiga encima de alguno.
    No se admite negociaciones con la comida, “el des-ayuno es para romper ese periodo tan largo sin comer nada que hemos tenido desde el día anterior”, explicación que les deja igual que estaban pero algo más mosqueados, no han entendido nada. Pero lo que si entienden es que si no te da tiempo a vestirte irás con el pijama al colegio y “¡Cielos! qué vergüenza, el que llevas hoy tiene la mancha de tomate de la cena de ayer, yo que tu lo dejaba para otro día eso de lucirte así”. Y hasta que no lo haces una vez es posible que no lo crean, pero si lo has hecho alguna ya no hay quien se resista.
    Lo he tenido que poner en práctica dos veces y saben que lo que mamá dice se hace, ellos verán.

    responder
  • Yo y mis mini yoshace 6 años

    jajaja! yo pase de biberon a una especie de “goblet” (es que no se como se dice!!), que viene a ser lo mismo pero sin tetina, mas bien una especie de pajita de plastico (que tampoco, pero mas o menos) y el cambio, eso que es mucho menos dramatico, tambien crea estragos y lentitudes varias, no te creas! Yo en vez de lacasitos, les digo que si se lo acaban bien rapidito les dare unas uvas, ya ves, asi de chula que soy!! 😉 jejeje

    responder
  • @Mousikhhace 6 años

    Me ha encantado el cuarteto! Los lacasitos parece que peden con todo je, je… Qué lástima que mi niño sea aún muy pequeño para comerlos!

    responder
  • mistrucosparaeducarhace 6 años

    Chicas, gracias por vuestros comentarios!!
    Voy un poco de cabeza y no me da tiempo a contestar siempre, pero gracias!!

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar