refuerzo positivo Etiqueta

Inicio  /  Entradas etiquetadas como"refuerzo positivo" (Page 2)

Hoy día, nos llega por todos lados la idea de organizar nuestra vida para optimizar nuestro tiempo y alcanzar más y mejor los objetivos que nos propongamos. Organizamos el menú, el trabajo, la limpieza de la casa, nuestro deporte semanal. Salimos de casa con libretas que llenamos de ideas, la lista de la compra, contabilizamos pasos que transformamos en calorías,... Pero, nos acordamos de organizar a nuestros hijos? Y con organizar a nuestros hijos, no me estoy refiriendo a su agenda escolar y extraescolar, cumpleaños, planes en casa de amigos, llevarles a comprar ropa,... Me refiero a observarlos, conocerlos y ver qué necesitan como personas en ese momento, pensar una idea, organizar un plan que les guíe y acompañarles después en su empeño.

Ya sabéis los que me seguís desde hace tiempo, que en casa me gusta que los niños ayuden en las tareas domésticas. No es mucho el tiempo que les quita y a cambio le encuentro muchos beneficios. Sin embargo, pese a lo convencida que estoy de ello, tiendo a caer en el "casi lo hago yo, que voy más rápido y lo dejo mejor", en el que quedo estancada sin darme cuenta un tiempo más o menos prolongado antes de que una voz interna que dice algo así como,... "...pero bueno, será Marqués,...?" me haga despertar.

Hace unas semanas os enseñaba varias de las cosas que tuve que hacer para centrar un poco mejor a los niños con las tareas del colegio, que más que descentrados estaban desordenados. Agendas, carpetas, mesas,... todo era un poco caótico. Lo que no sabia yo entonces era que, el plan mensual me iba a servir para ayudar a Micuarto Chiquitico a ir un poco más contento al colegio.

Hay momentos en la vida en los que todo va sobre ruedas, lo vemos todo hecho y nos sentimos genial con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea. Pero también hay otros en los que todo se pone patas arriba. Y la vida de nuestros niños, no es excepción. Pues aunque como padres, no tengamos duda de que esos niños son los mejores, hay veces que no podemos evitar perder la paciencia, porque ni los deberes, ni la ducha, ni la cama, ni los dientes, ni la obediencia, ni el orden,... NADA. Hay veces que NADA!. Estas veces, aunque parezca mentira, lo mejor es centrarnos sólo en una pequeña cosa para mejorar. Por varias razones:

No sé si alguna vez te viste suspirando aliviado, por haber sido tú el que encontró creciendo flora en la mochila de alguno de tus hijos, utilizando como sustrato algún viejo bocadillo olvidado. Quizás la misma mochila que te hizo estremecer al pensar que rompería alguna de las vértebras del niño, llevaba los libros y cuadernos de todas las asignaturas menos las del examen del día siguiente. Le perdiste la pista a la agenda que compraste a principios de curso? No empieza las tareas porque no encuentra lapicero? Se eterniza pasando demasiado tiempo con las tareas?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar