Blog

Inicio  /  General   /  Sugerencias para fomentar la lectura

Ayer por la noche, tuvimos una reunión en el colegio de mis hijos. En primero de primaria nos hablaron de la lectura, de la importancia que tiene que consigan una buena velocidad lectora para el buen rendimiento en todas las asignaturas, de lo genial que es descubrirla como afición y de lo enriquecedora que llega a ser. Además nos dieron miles de ideas para animarles a engancharse a los libros. De entre todo el material que nos facilitaron, os dejo aquí unas sugerencias:

1. Destinar un lugar asequible al niño para su biblioteca personal (no exclusiva). Un lugar de fácil acceso. No será preciso que tenga muchos libros.

2. Concretar varios días al año para llevar a los hijos a un lugar donde haya libros: librerías y bibliotecas, ferias y exposiciones. Dejarles que miren. En algunos casos, elegir y comprar.

3. Dialogar sobre los libros leídos en casa. Es importante transmitir la emoción de la propia lectura.

4. Concretar un tiempo de lectura en familia, en el que todos están invitados a leer. No conviene imponer lecturas ni un lugar ni una postura.

5. Contarles cuentos. Leer y contarles historias, extraerles los misterios que los libros encierran.

6. Jugar con los libros.

7. Regalar libros aprovechando fechas importantes.

8. Hacer al niño socio de alguna biblioteca y acudir con él a buscar libros en préstamo o a leer.

9. Celebrar el día del libro. Se puede aprovechar para regalar algún título.

10. Presentar los libros que llegan a casa. Aunque sea un libro para papá o para mamá, se puede enseñar a los niños y explicarles por qué tienes tantas ganas de leerlo o quién te lo ha recomendado y por qué,…

11. Animar a nuestros hijos para que escriban una carta de felicitación al autor o al ilustrador de ese libro que tanto le gustó. (La verdad es que nunca se me había ocurrido, pero me ha encantado la idea).

Pues lo dicho. Todos a leer!!

Si quieres leer más sobre cómo motivar a tus hijos en la lectura puedes pinchar aquí o aquí.

6 comentarios

  • Maylanhace 5 años

    Hola. Aquí van algunas otras ideas:
    – En nuestro caso, hemos colocado su biblioteca en la misma zona donde tiene los juguetes, y en baldas bajas, para que le sea accesible y lo vea como una opción más para divertirse.
    – A veces, cuando trabajo por la tarde y no estoy cuando viene del cole, se encuentra con uno de sus libros, comics, revistas… encima de la cama y un poema o escrito muy cortito sobre el libro, en el que aprovecho para recordarle lo mucho que la quiero. Le encanta siempre la sorpresa y se lo lee. Ahora me lo hace ella a mi en ocasiones.
    – En los viajes largos en coche jugamos a inventarnos historias: uno el principio, otro el final y otro lo del medio. Cuando ya en casa tenemos un rato y nos apetece, lo “editamos”, escribiéndolo y haciendole ilustraciones. Sacamos copias y lo regalamos a los abuelos.

    Al final es implicarse los padres en la aventura de leer y echarle imaginación.
    Saludos

    responder
  • Madre desesperadahace 5 años

    Me has leido el pensamiento. Este verano quiero empezar a enseñar a leer a Daniel con los típicos cartones con letras. Para que se vaya familiarizando jeje.

    responder
  • Beatricehace 5 años

    Me quedo con el 5 y el 11 (tampoco había tenido esta opción presente).
    Es estupendo lo de leerles, contarles historias. Por experiencia esto es lo que más me ha ayudado para que se iniciaran a la lectura, incluso los más reacios.
    Además les consigues tener “comiendo de tu mano” un buen rato.

    responder
  • Sopa Azulhace 5 años

    Acabo de encontrar tu blog, buscando sobre el tema de que nuestros hijos lean. Al mío de 9 años le mandaron leer media hora diaria, y la verdad que es un tira y afloja constante. Me parecen ideas geniales las que dices. ¡Pondré en práctica alguna! Seguro que me verás por aquí…
    Saludos.

    responder
  • mamayprofehace 5 años

    Pues la verdad es que es un buen resumen,gracias por compartirlo!

    responder
  • BAhace 5 años

    Nunca es pronto para empezar con los libros.
    Una opción muy buena para tenerlos a mano cuando son pequeños es un cesto en el suelo y los libros de canto. Pueden pasarlos, sacarlos y guardarlos ellos solos, a diferencia de las estanterías donde sacar…todavía pero poner, imposible.

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar