Blog

Inicio  /  General   /  Socorro! Internet

Conozco niños que desde primero de primaria navegan líbremente por internet y tienen correo electrónico para comunicarse esporádicamente con algún compañero o familiar. Escuché a una mamá el otro día que le había llegado una solicitud de amistad de Facebook de su hijo de 8 años. En Corea del Sur la adicción a Internet afecta al 2,1 por ciento de los niños entre 6 y 9 años,…

Está claro que nuestros niños han nacido y están creciendo rodeados de tecnología y acceso a muchísima información. Y para poder orientarles, creo que debernos informarnos y formarnos para irnos adaptando a este nuevo mundo, sin olvidar mantener unos valores inquebrantables.

Estoy leyendo estos días un libro publicado por el psicólogo y pedagogo terapeuta Javier Urra llamado educar con sentido común, y he encontrado una serie de pautas para que nuestros hijos hagan un uso responsable y seguro de Internet que copio íntegramente porque me han parecido muy interesantes:

Formarse. Para orientar se precisan unos conocimientos básicos.
– Dar buen ejemplo en su uso.
– Navegar con los hijos.
– Colocar el ordenador en zona común de la casa.
– Hablarles de los contenidos adultos. Si la edad de los niños es corta, poner filtros al ordenador (infantil hasta los 12 años y adolescente de 12 a 17 años)
– Mostrarles que deben ser críticos en la red. Hacerles saber que algunas informaciones publicadas en red pueden ser falsas igual que la identidad de algunas personas que conozcan en la red. 
– Advertir de los riesgos de algunos chats, concienciarlos de que no den datos personales (domicilio, colegio,…) ni secretos; hacerles ver que encontrarse físicamente con quien se ha conocido virtualmente tiene muchos riesgos.
– Alertarles sobre el peligro de abrir una webcam a un desconocido y de ver las imágenes de las webcams de otros.
– Si ven algo extraño o desagradable o se sienten intimidados, han de avisar a sus padres y salir del chat.
– No ir a ningún sitio web propuesto en el chat para evitar virus o contenidos inapropiados.
– No facilitar claves que reemplacen la identidad en el chat.
– Informarles del alcance de sus escritos, fotos,…pueden ser vistos por cualquier persona del mundo.
– Tratar a los demás con respeto y sin mentiras.
– Si utilizan un perfil o blog, han de vigilar los comentarios inapropiados y actuar de moderador o solicitar ayuda al gestor del servicio si se precisa.
– No mandar fotografías de otras personas que las haga sentir mal por su carácter vejatorio o comprometedor. Ni enviar imágenes desagradables o indecentes a otras personas (pudiera ser constitutivo de delito). No enviar su foto a ningún chat.
– Respetar las restricciones para hacer fotos en algunos sitios públicos, sobre todo cuando hay menores y estar alerta de desconocidos que puedan hacerles fotos.
– Si reciben fotografías o vídeos de una agresión, ponerlo en conocimiento de los padres o profesores.
– Explicarles los riesgos de contestar a los mensajes spam, no llamar a ningún teléfono del mensaje ni aceptar ofertas por teléfono. No dar datos personales ni claves.
– Advertirles de que sólo den su número de teléfono y direcciones de correos electrónicos a las personas de su confianza.
– Marcar un horario de uso y hacer hincapié en que se entre en Internet cuando se tenga un objetivo concreto. 

Además para más información, recomienda visitar la organización de protección del menor en el uso de nuevas tecnologías.

No creo que haya que esperar demasiado para ir explicando muchas de las pautas que Javier Urra expone en su libro. Creo que debemos aprovechar estos años de infancia en los que todavía somos supermamá y superpapá para enseñarles poco a poco lo bueno y lo malo de Internet.
Una buena idea es ir escogiendo de uno en uno los puntos arriba expuestos e intentar buscar ocasiones para ejemplificarlos. Por ejemplo, si  estáis buscando información en la red para un trabajo del colegio y encuentras una página de poca credibilidad no la cierres directamente, léela y explícale qué consideras erróneo y que debemos tener cuidado porque no todo lo que hay en Internet es cierto. También se puede abrir una cuenta de correo electrónico para escribir a los abuelos, pero poniendo un día y horario fijo para poder consultarlo.

4 comentarios

  • Yo y mis mini yoshace 6 años

    muy interesante, a ver como nos arreglamos cuando nos llegue el momento! besos

    responder
  • Raquelhace 6 años

    Creo que muchas de las cosas que dice Urra en su libro son de lógica aplastante y seguramente como papás todos hemos pensado en ello, pero no está de más que se nos recuerden y se nos avise de los peligros que realmente existen en internet, sobre todo donde los niños son los más vulnerables.
    Nosotros utilizamos portátiles, pero siempre en la sala…
    En todo caso mis peques aún son muy peques para tener cuentas o perfiles, pero en el caso de adolescentes no sé yo como se puede controlar tanto. Me explico… quizás el hecho de que Primogénito sea solamente hijo de mi marido hace que yo siempre me mantenga al margen y que no le diga a él abiertamente lo que pienso y creo, pero sí le digo a mi marido que es lo que yo haría… aunque insisto que no puedes estar pegado a la pantalla del ordenador para ver qué dice, que escribe, con quien… a mí al menos me resulta muy difícil controlar a un adolescente… no sé vosotras.

    responder
  • mistrucosparaeducarhace 6 años

    Yo y mis minis yos, a mí también me pareció muy interesante.
    Raquel, está claro que no podemos estar pegados a la pantalla de un adolescente. Creo que el trabajo debemos hacerlo en los años anteriores. Los tuyos son muy pequeños pero yo creo que ya puedo empezar a enseñar algo. Yo os contaré. En cuanto a Primogénito, la verdad es que es una situación difícil de la que no puedo opinar, porque no tengo ni idea. Ánimo.

    responder
  • mamayprofehace 6 años

    Ay, yo tiemblo con la adolescencia!! Menos mal que aún nos faltan unos años. Pero lo que está claro es que en este tema hay que pre-educar, es decir, empezar ya mismo para ir allanando el camino y que luego no nos encontremos de golpe con el papelón.
    Me encanta Javier Urra, pero justo este libro no lo he leído.
    Gracias por compartir sus sabios consejos!!

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar