Blog

Inicio  /  Planes de acción   /  Rutinas

Ya sabemos todos que un niño con una vida organizada y que sabe qué es lo siguiente que va a pasar en su día a día, es un niño más seguro que poco a poco irá siendo más independiente. Las rutinas por lo visto las debemos crear en torno a cinco grandes grupos que son: la comida, el aseo, el trabajo, el juego y el descanso.

Sin embargo no podemos pretender instaurar de golpe y porrazo todos los hábitos y exigirles que los sigan al pie de la letra. Según me ha contado algún pedagogo y lo que he podido leer, hay que elegir una cosa que queramos mejorar, la que más nos interese en ese momento, que será la que vamos a trabajar durante los próximos quince días. Cuando lo cumpla, le alabaremos y le diremos lo orgullosos que nos sentimos de él. Si alguna de las demás cosas no la cumple, se lo decimos, pero sin enfadarnos demasiado, ya que nuestra guerra estos días está en otro punto.

Pongo un ejemplo:

Este cuadro se lo he hecho al de 7 años que está en segundo de primaria.

Si os fijáis, en el lado de la izquierda están ordenadas todas las acciones que tiene que hacer durante la tarde. Lo primero que hicimos fue explicárselo, ya que está muy abreviado. Con una vez fue suficiente.

A continuación le indicamos que como objetivo habíamos escogido hacer las tareas en el tiempo previsto. Le explicamos que durante este tiempo no podía levantarse para nada (por eso el punto anterior es prepararse y preparar la mesa con todo el material), que si tenía alguna duda en uno de los ejercicios, que pasara al siguiente y que cuando acabara podría preguntárnoslo. Esto por lo visto es bueno también para enseñarles a hacer exámenes, ya que muchos niños cuando no saben una pregunta, se atascan en ella y no continúan, dejando incompleto el control.

Finalmente le dijimos que si conseguía este punto, podía poner una pegatina en el cuadrado correspondiente. Tener todas las pegatinas le producirá satisfacción suficiente como para seguir adelante. Si quieres, también puedes compensarlo con algo. Nosotros esta vez le dijimos, que si ganaba todas las pegatinas durante la semana, el sábado iría con su padre a dar una vuelta en bici por los caminos de alrededor de casa.

Cuando pase el tiempo de este objetivo, se puede elegir otro punto dentro de su rutina, por ejemplo ducharse sin mojar todo el baño, cenar con limpieza, comer todo lo que me han puesto, lavarse bien los dientes,… Al trabajar otro punto dentro del cuadro, se reforzará al mismo tiempo toda la rutina.

El reloj? Pues es que escuché a un profesor de mis hijos, que era bueno ponerles un reloj analógico e indicarles cuándo empieza una tarea y cuándo tiene que terminarla. Que los niños son mucho más conscientes del paso del tiempo viendo el movimiento de las agujas del reloj analógico que el avance de los números del reloj digital. Pues nada, que este reloj tan mono de Ikea, le cayó por lo bien que lo estaba haciendo.

Nota: Funciona. Lo juro.

13 comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar