Blog

Inicio  /  General   /  Nuestros cuentos favoritos 19: La lechera
 

Hoy es martes!!, martes de cuento!!
Y esta vez traigo uno que seguro conocéis y que nos han traído los Reyes Magos. En casa tenemos varias recopilaciones de cuentos populares, pero en ninguna de ellas aparecía éste que tanto me gustaba cuando era niña.

Para los más olvidadizos, la historia relata cómo la lechera llevando el cántaro en la cabeza imagina que va a comprar unos huevos con el dinero que le de la leche, de los huevos saldrán pollitos, los pollitos se criarán y cuando sean grandes los venderá para comprar un cerdo que venderá cuando esté bien gordo. Con el dinero que gane de la venta del cerdo se comprará una vaca que le dará mucha leche y … momento en el que se le cae el cántaro y se despide apenada de la leche, de los huevos y pollitos, del cerdo y de la vaca.

La fábula original que no conocía, la acabo de encontrar en la web y me ha parecido muy graciosa, así que os la dejo a continuación. Parece que fue escrita por el fabulista griego Esopo aproximadamente en el S. VI a.C. Desde entonces se han conocido numerosas versiones:

Una lechera llevaba en la cabeza un cubo de leche recién ordeñada y caminaba hacia su casa soñando despierta. “Como esta leche es muy buena”, se decía, “dará mucha nata. Batiré muy bien la nata hasta que se convierta en una mantequilla blanca y sabrosa, que me pagarán muy bien en el mercado. Con el dinero, me compraré un canasto de huevos y, en cuatro días, tendré la granja llena de pollitos, que se pasarán el verano piando en el corral. Cuando empiecen a crecer, los venderé a buen precio, y con el dinero que saque me compraré un vestido nuevo de color verde, con tiras bordadas y un gran lazo en la cintura. Cuando lo vean, todas las chicas del pueblo se morirán de envidia. Me lo pondré el día de la fiesta mayor, y seguro que el hijo del molinero querrá bailar conmigo al verme tan guapa. Pero no voy a decirle que sí de buenas a primeras. Esperaré a que me lo pida varias veces y, al principio, le diré que no con la cabeza. Eso es, le diré que no: “¡así! “
La lechera comenzó a menear la cabeza para decir que no, y entonces el cubo de leche cayó al suelo, y la tierra se tiñó de blanco. Así que la lechera se quedó sin nada: sin vestido, sin pollitos, sin huevos, sin mantequilla, sin nata y, sobre todo, sin leche: sin la blanca leche que le había incitado a soñar.

El libro que nos han regalado ha sido adaptado por Pepe Maestro y editado por Edelvives. Pertenece a una colección llamada colorín colorado en la que se publican varios cuentos populares acompañados de un cd audio en el que se narra la historia. Tapa dura, 215×215 mm, 24 páginas, letra mayúscula e ilustraciones de Miguel Ángel Diez en color.

Moraleja: No anheles impaciente el futuro, piensa que ni el presente está seguro.

4 comentarios

  • Gracias por la respuesta, lo intentaré y te cuento.
    Ay la lechera! Cuántas veces lo habré leído.
    Besos

    responder
  • Vanessahace 6 años

    Me gusta este cuento, pero con ésta crisis vamos a ser todos un poco lecheros y a soñar con un futuro mejor…!! Saludos

    responder
  • mistrucosparaeducarhace 6 años

    Irene, gracias a Beatrice, que es la que te contestó. Yo prometo abrir un post lo antes posible para pedir sugerencias y experiencias de otras mamás.
    Vanessa, tienes razón, más nOs vale soñar,…

    responder
  • Jirafahace 6 años

    Estos cuentos con moraleja nunca dejan indiferente.
    Tomo nota para cuando mi peque sea un poco mayor.
    Mis mejores deseos para el 2012

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar