Blog

Inicio  /  General   /  Menudo regalazo!!

El post que tenía para hoy, definitivamente se queda en borradores, porque me acaban de dar un regalo que no puede esperar a ser publicado.

Marta y Paula se han unido para regalarme este cuento ilustrado tan maravilloso que hoy comparto.

Marta, de recortables y quimeras, es una de mis amigas que más quiero de Pamplona y que conservo desde la infancia. Desde hace un tiempo nos está sorprendiendo con su habilidad para hacernos temblar, soñar, reír y llorar con sus espectaculares cuentos y relatos cortos.

Paula, de con trompa y cartón, es una de las personas más bellas que he conocido en Alicante. No sólo es una ilustradora fascinante, es una artista y una gran emprendedora. Hace ya más de diez años que conocí su pintura y desde entonces y cada día más me sorprende su enorme creatividad

Nunca podré agradeceros lo suficiente lo que acabáis de hacer por mí. Mis dos mundos os habéis unido para regalarme vuestro tiempo y cariño en este precioso y generoso detalle.
Gracias.

LIBÉLULAS
Cuando llegaba el verano, y las noches se tornaban cálidas, le bastaba esperar a que la oscuridad lo llenara todo, para poder capturar aquel momento, y guardárselo en el pliegue más calentito del alma. Se sentaba sigilosa en la puerta de su jardín, y buscaba entre las ramas de los árboles, curiosa. Movía la cabeza despacio, temerosa de romper el encanto, hasta que los veía asomarse bajo la luz de la luna. Poco a poco, la vista se iba haciendo a la oscuridad, y las estrellas aparecían en escena, alumbrándolo todo y descorchando el hechizo.

Se reunían en el rincón de su particular edén, las noches claras de luna limpia. Eran cuatro. Astrónomos, sabios, príncipes, imposible saberlo. El mayor permanecía muy cerca de los demás. Concentrado sostenía un libro, y relataba historias con un cariño inmenso. Les mostraba cada estrella, y cada planeta, nombrándolos una y otra vez, incansable. El segundo no cesaba de moverse. Moreno, inquieto; miraba al cielo con intensidad, y apoyaba su cabeza sobre el tercero. Este, con unos ojos azulísimos, escuchaba todo lo que los demás decían, y con una dulzura exquisita, concentrado y responsable, sostenía la mano del más pequeño de los eruditos…el último…inquieto e impaciente por conocer la galaxia, y por vivirlo todo.

Sentados en la hierba escrutaban el cielo con ahínco. Cuando uno hablaba, el de al lado completaba la frase en un ir y venir de carcajadas y de ohhhhhhs de admiración. Cada uno tenía un papel en el espectáculo fantástico. Mientras uno dirigía, el otro provocaba el alborozo de aquel singular grupo, animándolo a seguir con los ojos fijos en el cielo; Ella los miraba a escondidas sorprendida de aquellas cuatro criaturas, tan diferentes entre sí y tan cercanos; Esas noches, se mezclaban casi pisándose, riéndose hasta el agotamiento; Custodiaban su mundo fantástico, ayudando a los más pequeños a identificar el sinfín de libélulas que surcaban la Vía Láctea. Eran noches mágicas de bostezos y descubrimientos.

En un momento dado, el segundo sabio, pregunto al primero.
_ ¿Tú crees que allá arriba vivirá alguna princesa?
_ Si claro, respondió muy serio este, colocándose las gafas.
El más joven, impaciente, añadió:

_ Pero ¿será una princesa preciosa de esas de los cuentos?
Entonces el príncipe de mirada azul, muy serio, se llevó las manos a la cara, y se frotó los ojos, cansado. Casi en un susurro, dijo:
_ Será guapa, pero nunca más que ella.
El resto le miró, sonriendo.

Han pasado 30 años. Cuando la abuela me ve entrar en la galería, se apresura a limpiarse las manos sucias de pintura. Me recibe cálida, como siempre.

Se sienta en su butaca, y le pido que me cuente de aquellas noches de verano de las que papa tanto me ha hablado y cierra los ojos, rindiéndose a sus recuerdos. Pasan unos segundos, la luz se cuela entre las rendijas de las persianas, y huele a café, a canela y a nueces. Suspira profundo y me mira directamente a los ojos, antes de desgranar la historia…

Mis 4 hijos compartiendo el firmamento, ¿puedes imaginar mejor regalo? 

4 comentarios

  • Sardinasperoconphace 6 años

    Qué mejor combinación…Pamplona + alicante + arte!!!!!!!
    Qué preciosidad, no me extraña que estés emocionada!

    Un besazoo

    responder
  • Ay mi querida amiga, ¡me alegro que te haya gustado! Ojalá estuvieras más cerca…

    responder
  • Silviahace 6 años

    ¡No las conozco a ellas pero parece que tiene muy buena pinta! ¡A disfrutar de tu regalo!

    responder
  • mamayprofehace 6 años

    Es precioso, me ha encantado!

    Qué suerte tener unas amigas tan artistas!!

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar