Blog

Inicio  /  En mi casa no caben los gritos   /  En mi casa no caben los gritos: A quien madruga, Dios le ayuda

El año pasado, publicaba esta entrada, que para mi fue clave durante los primeros años de maternidad. Cuando no tenía pequeños-mayores y todos eran pequeños-pequeños.

Parece mentira que teniéndolo tan claro para por las tardes, nunca se me ocurriera para por las mañanas. Probablemente el cansancio perpetuo me impide tener una visión clara al respecto. Fue a uno de mis hermanos a quien escuché este verano decir algo así como: si un día salimos corriendo lo tengo claro, al día siguiente todos en pie 15 minutos antes.

Processed with MoldivQué dolor!

La verdad es que nunca tuve pereza por las mañanas. En tiempos, me levantaba dado un brinco, cuando el primer rayo de sol se colaba por entre las rendijas de las persianas de mi dormitorio. Pero ahora, que sé que en cuanto ponga los pies en el suelo, comienza un nuevo y frenético día, en el que no pararé a descansar hasta bien entrada la noche,… pues no es fácil, no.

Pero me ha tocado. Sí. Llevo dos días dándome unos sustos de muerte al ver que el reloj me dice que o salimos de casa o nadie estará en sus puestos a las nueve en punto. Así que acabo AL COCHE, AL COCHE, VAMOS VAMOS QUE SE VA EL BUS, A DÓNDE VAS AHORA? SI EL COCHE ESTÁ EN LA OTRA DIRECCIÓN, NO ME LO PUEDO CREER, QUE NO SABES DÓNDE PUSISTE LOS ZAPATOS? AY QUE ME DA ALGO,…

Así que muy a mi pesar, madrugaremos a partir de mañana un poquito más.

Y si basta que los levante antes, para que lo hagan todo en un momento y estén listos en un santiamén. Pues genial! podemos aprovechar el tiempo restante, para dejar que jueguen un rato. Un refuerzo positivo perfecto, pues entenderán que si hacen todo bien, les quedará tiempo libre para después.

Feliz jueves!

El reto “En Mi Casa No Caben Los Gritos”, está inspirado en el Reto del Rinoceronte Naranja. Hace ya unos años, supe que vivir sin gritos era mucho mejor. Encontrar el reto del Rinoceronte Naranja, fue genial, pues conseguí empezar de verdad. Con el paso de los meses, me di cuenta de que necesitaba darle un pequeño cambio para adaptarlo a mi familia que puede resumirse en dos puntos “aquí no grita nadie” “y cada día cuenta, porque todos los días, salga bien o mal, lo intentamos”.

Es este enlace encontrarás los cuatro primeros pasos del reto “En Mi Casa No Caben Los Gritos”

Ánimo, se puede.

 

5 comentarios

  • Dácilhace 3 años

    Yo madrugo para evitarme agobios. Es que soy muy agonías. Me levanto una hora antes que los niños y cuando está todo listo: Mochilas, almuerzos, ropa del día, yo duchada, vestida y desayunada… Me tomo el café delante del ordenador tranquilamente hasta que toca preparar desayunos y levantar a las fieras. Mi marido no lo entiende jajaja

    Aunque siempre he sido así, porque cuando no tenía hijos me levantaba media hora antes para hacer gimnasia, ducharme y desayunar tranquilamente antes de ir a trabajar… Y hubo un tiempo en el que entraba a trabajar a las seis de la mañana.

    responder
  • Yo también lo he puesto en práctica. Cuando empezó este curso escolar iba todos los días tarde al trabajo y corriendo, con los nervios de punta, porque me daba pena levantarlos antes. Al ver que no podíamos seguir así, les dije que teníamos que levantarnos media hora antes. Desde entonces, todo bien. Nos da tiempo y si lo hacen rapidito pueden ver un poco la tele antes de irnos (sólo les da tiempo unos quince minutos).
    Así que mi estrés por las mañanas se ha reducido.

    responder
  • Maríahace 3 años

    Yo lo he empezado a hacer hace una semana pero no por voluntad propia sino porque la peque ha decidido despertarse media hora antes! Y funciona! Toda la semana con percances de última hora, pero con esos minutos de más, los hemos tomado con buen humor y desde luego sin gritos.

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar