Blog

Inicio  /  General   /  El planón.

Lo prometido es deuda, así que hoy documento el planón del sábado que resultó ser más divertido y terapéutico si cabe de lo que yo esperaba.

Habíamos quedado a las 17:30 en el jardín de la del 14. Cuando estuvimos todas, nos hicieron pasar al lugar del evento donde dimos nuestro primer grito tipo anuncio Heineken.

Una vez pasado el primer e impactante momento y ya un poco más serenas, fuimos examinando cada detalle que nos habían preparado:

Mesa y Kit para sesión de belleza:

Rincón del café:

Rincón de relax y prensa:

Zona para pasar un rato a gusto:

Mercadillo:
Esto no puedo documentarlo pues todas las fotos están llenas de amigas que salen por entre los burros de ropa colgada! Jajaja, la verdad es que es digno de ver,…

Como buenas mujeres que somos y a pesar de que el mercadillo era para el final, no pudimos dejar de echar un vistazo a los trapitos antes de echarnos un café y empezar con el tratamiento facial.
Yo me hice con tres cuerpitos, dos camisetas de tirante fino, un par de faldas, unos pantalones, una parka y un cinturón por el módico precio de 47€! Toda una ganga.

Después de muchas risas y compras, abrimos las puertas a los más pequeños que nos miraban asombrados de vernos tan relajadas, con una tez tan limpia y fina,  partidas de la risa y disfrutando de nuestra propia fiesta mamá.

Ayer seguía abierto el mercadillo de ropa y los niños lo pasaron genial comprando cosas de la mesa gratuita. Ya ves tú el negocio que va a hacer mi amiga,… Mitercer Chiquitico  se compró esto por la mañana:

Por la tarde Mi Primogénito me trajo tres prendas que él mismo había seleccionado. Casi me echo a llorar al ver la ilusión que tenía por que me lo probara todo y descubrir cómo me miraba para opinar acerca de cómo me quedaba. Decidió que uno de los vestidos no me estaba como él esperaba y que lo cambiaría. Las otras dos cosas que había escogido me sentaban genial.
Aunque sé que es algo muy bueno el detalle que mi pobre Señor Cangrejo tuvo conmigo, me dio una pena tremenda que se hubiera gastado su dinero en mi. Y como no pude convencerle de que lo pagaba yo, que el detalle ya había sido inmenso, acabé regalándole un libro de inventos en tres dimensiones que sabía que le encantaba y que tenía guardado para su cumpleaños. A que es un amor!

Nota1: A todas las que faltasteis, os echamos mucho de menos!!
Nota2: Muchas gracias chicas del 13 y del 14. Sois geniales.

1 comentario

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar