Blog

Inicio  /  General   /  Decálogo para crear un pequeño delincuente

Hace tiempo tuve la suerte de poder escuchar al magistrado de menores Emilio Calatayud. Sentido del humor, mucho sentido común y extensa experiencia profesional, son los ingredientes que consiguen una exposición muy amena, cargada de valiosa información para padres y educadores. 

Emilio calatayud

En sus conferencias, pide a las autoridades ser más combativas con el botellón, nos advierte del peligroso error del “padre colega”, nos recuerda que hay móviles sin internet y que los ordenadores deben estar en el salón para que la familia los controle. El magistrado, que alerta del aumento del maltrato a los padres de familias de clase media y alta, demanda “un pacto social y político para proteger a los más jóvenes de los peligros de nuestra era”.

Os dejo el decálogo que expone para convertir a un hijo en delincuente. En él se resumen los principales errores de los padres a la hora de educar.

 1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que le pida y así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.

 2. No se preocupe de su educación ética o espiritual. Espere a que sea mayor para que decida.

 3. Cuando diga palabrotas o insultos, ríase. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.

 4. No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle traumas o complejos de culpabilidad.

 5. Recoja todo lo que él deje tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes… Hágaselo todo. De este modo se acostumbrará a cargar su responsabilidad sobre los demás.

 6. Déjele leer y ver todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.

 7. Discuta y riña con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.

 8. Dele todo el dinero que quiera gastar, no vaya a sospechar que para poder disponer de él es necesario trabajar.

 9. Satisfaga todos sus deseos, caprichos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.

 10. Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que lo que de verdad quieren es fastidiarlo.

Feliz jueves.

2 comentarios

  • Susana Palacioshace 3 años

    Muy bueno y cuanta razón tiene, gracias.
    Besotes

    responder
  • Pensamiento Divergentehace 3 años

    Solo me queda por decir ¡Cuánta razón tiene! . Yo veo muchos padres que van de colegas y no regañan a los hijos , los dejan hacer y deshacer a sus anchas .

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar