Blog

Inicio  /  General   /  Casi lo hago yo

No sé si habéis caído alguna vez en el oscuro lado del casi lo hago yo, que voy más rápido y me queda muchísimo mejor.
A mí de vez en cuando me pasa.

Aunque esto es personal, nosotros hemos escogido la opción de enseñar a los niños que la casa es de todos y que por eso todos colaboramos. Mis hijos se hacen la cama, recogen sus habitaciones, ponen y quitan la mesa, tienen encargos y los fines de semana hacemos equipos y entre todos recogemos la casa.

Sin embargo, de vez en cuando y muy sutilmente van ganando terreno a favor de su gandulería y en contra de mi espalda y articulaciones varias. Todo empieza con un, fíjate no hicieron la cama, pobrecicos la hago yo que no me cuesta nada, y sigue con un, pues tampoco llevaron la taza al friegaplatos y los pijamas están esparcidos por suelos y lámparas, zapatillas debajo de mesas y sofás, juguetes por toda la casa, … pero pobrecicos, lo hago yo que no me cuesta nada y encima lo voy a dejar muchísimo mejor. Y llega el fin de semana, y empiezo apañando yo sola el salón, cocina, dormitorios, y vuelta al salón pues ya pasaron por ahí!!, pero no pasa nada, pienso, así ellos van haciendo sus tareas y estudiando sus exámenes que como no me cuesta nada, y casi estoy terminando,…

Hasta que un día la voz indiscreta de Mimaridín llega a mis oídos insinuando no te das cuenta de que lo estás haciendo tú todo? Y yo, que como buena mujer tiendo a la negación, antes de que termine ya estoy convenciéndole de que no tiene ningún motivo para pensar eso. Pero de pronto caigo en la cuenta de que si hay un ejército de playmóbils luchando contra otro de gormitis en medio del salón que acabo de recoger, es porque precisamente las tareas no estaban haciendo, y apago el aspirador para poder pensar un poco mejor y los gritos y carreras que vienen de la parte superior de la casa, me hacen sospechar que repasando, lo que se dice repasando, no están. Así que con el orgullo herido miro a Mimaridín y le digo muy muy bajito algo tipo creo que tienes razón.

En casa hemos vuelto a la normalidad. Un pequeño encargo para cada uno, que les ha vuelto locos de alegría (si es que a veces no sabes,…), y nadie se olvida de hacer sus obligaciones. Lo más curioso es que la casa está más ordenada, yo más descansada y ellos siguen disfrutando de larguísimas horas de juego.

Os dejo aquí alguna publicación relacionada que os pueda interesar:
Encargos que puedes poner a un niño.
Una forma divertida de hacer encargos.
Hacerse la cama no es tan difícil.

Feliz lunes!!

6 comentarios

  • Madre desesperadahace 4 años

    Buf! Que identificada me siento. Es verdad que a veces me falta paciencia para hacer encargos y acabo haciébdolo todo yo. El pequeño está dispuesto siempre a ayudar, pero al ser tan pequeño lo hace todo al revés y tengo que ri yo detrás arreglando el desaguisado. Y el mayor es muuuuy vago, con decirte que cuando le propuse adornar el árbol, me sugirió que lo hiciera yo para que fuera una sorpresa. ¡Qué niño no está deseando colgar bolas y guirnaldas del árbol de Navidad!
    Gracias por los consejos. te haré caso 😀

    responder
  • mirarihace 4 años

    la mîa aûn es pek pero tiene sus tareas tipo poner la mesa, recoger los uguetes o, si, enfadada, se le “cae” agua, ella tiene que limpiar el suelo con un trapo (cuando es accidente lo hacemos nosotros pero ha empezado a querer hacerlo ella tb!).

    responder
  • Yo y mis mini yoshace 4 años

    ay amiga, yo soy igual!! digo: total si yo lo hago en un segundo y mejor que nadie!! jajaja, lo que soy es TONTA!! 🙂 voy a empezar a delegar pero YA!! (ademas, dicho sea de paso que por lo menos la mini-mayor adora que le deje hacer cosas!!! – el pocho ya es otra historia… jejeje)

    responder
    • mistrucosparaeducarhace 4 años

      Yo por primera vez he puesto el encargo de limpiar zapatos. Me resistía por evitar que pringaran y se pringaran. De la emoción que les ha dado han limpiado hasta las suelas!
      Oye, ellos encantados y menuda liberación para mi! Que siempre lo dejaba para el final, cuando no podía más,…

      responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar