Blog

Inicio  /  General   /  Campaña: “En los cumpleaños también se come”

Te invito a mi cumpleaños que celebraremos en … a las … No faltes!

Pues vamos.

Y llegamos. Tiempo les falta para saltar del coche y ponerse a correr en busca de sus amigos. Y da gusto verlos jugar y disfrutar. De vez en cuando se acerca alguno rojo bermellón y ojos desencajados para pedir agua de forma jadeante. Pero si consiguen aguantar, esperan a que algún adulto se acerque para pedirle que sea él quien traiga el agua.

cumpleY entonces llega la hora del almuerzo/comida/merienda/cena. Mesas cada vez más bonitas, repletas de bocadillos y empanadillas, aceitunas y patatas, hamburguesas y perritos calientes ,…  Todo el ejército de padres tiene que acudir para hacer fuerza y conseguir interrumpir el juego de los niños. Y llegan los chiquitos acalorados, beben agua sin parar, comen patatas, le dan un par de bocados a un bocadillo.  Pero en cuanto giramos la cabeza para localizar nuestro vaso, la mesa infantil vuelve a estar vacía.

Acaba el cumpleaños, venga niños despediros y al coche.

Todos atados, arrancas y alguien pregunta: Qué hay para comer?,… QUÉÉÉÉÉ? Piensas entonces en todas las bandejas repletas de comida que indudablemente se fueron a la basura, pero también en la siesta que ibas a echarte y que probablemente se fue al traste,…

Desde hace un tiempo, cuando estamos en el coche de camino a un cumpleaños, les recuerdo que estén atentos a la hora del almuerzo/comida/merienda/cena, pues esa va a ser su almuerzo/comida/merienda/cena, curioso que haya que recordárselo por otro lado. Es una pena que tanta comida se vaya a la basura y que Lamenda tenga que trabajar de más.

Así que en los cumpleaños se juega, está claro, pero queridos niños: TAMBIÉN SE COME!

Feliz miércoles!

Nota: Enhorabuena Carlos y María. Bienvenido Pedrito! Mira que eres bonito,…

5 comentarios

  • Maitehace 3 años

    Jajaja!!!……yo también se lo recuerdo cuando vamos camino del cumple: “chicos ya podéis merendar bien porque esta noche no cocino”, tanto en verano como en invierno y es que es una pena lo que al final se puede desperdiciar de comida …….y el trabajo que nos podemos ahorrar ;0)

    responder
  • Cuntosde amatxuhace 3 años

    No sé…¿y si se hiciera al revés? ¿y si primero se comiera y después se jugara? no he ido a cumpleaños infantiles, así que no sé si quizás se arreglaría así el problema porque…es que se está tan bien jugando!!!!

    responder
  • Aurorahace 3 años

    Jajajajajaja q bueno Laura! Y tan real como la vida misma. Los mios a veces comen mas de lo que pones en el post y luego pretenden cenar

    responder
  • beatricehace 3 años

    Me parece que esto es más una cuestión que se da en las familias con algunos niños. Mamá quiere llegar a casa y no enfrascarse en comidas o cenas, y como dices disfrutar de una siestecita o “largar” a la cama a toooooodos los niños y disfrutar de un rato de silencio con las piernas en alto junto a maridín antes de cerrar los ojos y dormir hasta mañana.
    Cuando salimos de casa a plan niño/niñas, primos, amigos … con el motivo que sea siempre digo, vamos a “el lugar que sea”, nos comportamos como Dios manda a los niños educados, estas son las normas de “conducta” ( y enumero dos o tres cosillas que centren a mis hijos en su papel de niños bien educados)
    y hago la aclaración de que esto es MERIENDACENA, que al llegar a casa ni un yogur, osea que coman lo justo y necesario, con limpieza y educación, sin llenarse de chuches y que es obligatorio tomarse dos bocadillos… y que no sean de nocilla, tienen que alimentar. Para lo cual mamá siempre tiene que estar pendiente de que el que no come bien lo haga y del que se pasa con la comida sea comedido. Una sonrisa cuando se dice el nombre de tal o cual con un parpadeo insistente es suficiente para que el niño se de cuenta de que va por mal camino, y mamá aprovecha para decirle, “esta de jamón está requeterriquisimo” o “vete a buscar a tu hermano fulanito” para que el glotón se aleje de la mesa de viandas.
    Pero por supuesto, al llegar a casa ni comias ni cenas, en casa los aperitivos son comida y las meriendas cena, y no es por ahorrar, quizas si por descansar.

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar