Blog

Inicio  /  Blog

Poco a poco estamos avanzando en la lucha contra esta pandemia. Empezaron los paseos, el deporte al aire libre, las reuniones entre familiares y amigos... y aunque en mucho países los niños están volviendo a las escuelas, lo cierto es que en otros tantos seguiremos con nuestros hijos e hijas en nuestras casas todavía durante una buena temporada. Nos quedan muchos meses de homeschooling, de paseos con horarios, de reuniones contadas, muchos meses en los que habrá que seguir dándolo todo. Nos queda un verano diferente, más controlado y siempre con la incertidumbre de no saber si vamos a volver hacia atrás. Y esto para dejar paso después a una vuelta al cole con horarios parciales e intermitentes, en los que deberemos buscar una nueva fórmula para volver a llegar a todo. A las familias no nos queda más remedio que llegar, salir adelante, seguir luchando, aguantar y adaptarnos a todas las situaciones que se vayan sucediendo. Por eso, esta vez ya no hay excusa:

HAY QUE CUIDARSE SÍ O SÍ.  Esta vez ya no podemos estar en el segundo, tercero o último lugar, esta vez hay que pasar al primer puesto y hay que quedarse ahí durante una buena temporada.

  Por eso, hoy te traigo algunas ideas para cuidarnos y poder seguir adelante con todo esto: 1. Busca un tiempo diario para ti: y esta vez la palabra "imposible" no está permitida. Levántate unos minutos antes o vete a la cama más temprano para disfrutar de los últimos minutos del día leyendo, haciendo punto, escribiendo o cualquier otra cosa que te guste y relaje. Aprovecha siestas o tiempo de pantalla para dedicarte ese rato que tanto te mereces, aunque la casa se quede sin hacer. Tómate un café en soledad antes de volver de nuevo al tele trabajo. Lo que sea, pero concédete unos minutos al día para ti. 2. Haz deporte: Y si no has sido nunca de hacer deporte, sal a andar o empieza! es un buen momento. Está comprobado que entre otros beneficios, hacer deporte contribuye a reducir el estrés y la ansiedad, mejora el sistema inmune y mejora la calidad de sueño, todo ello, bastante necesario para estos meses.  3. Elige las batallas que quieres luchar: Estamos en una situación excepcional. Haz un poco la vista gorda de aquello que realmente no es tan importante. 4. Medita: Cambia el despertador y ponlo 10 minutos antes, acomódate y dedica esos primeros 10 minutos del día para meditar. 5. Haz una lista con las cosas que te preocupan: Escribe en un papel todo aquello que se te pasa por la cabeza y que te quita la paz. Después déjalo a mano para seguir completando la lista cuando vuelvan nuevas ideas a la cabeza. Ayuda mucho a liberar estrés. 6. Queda con alguien. Una amiga, tu padre, tu madre, un hermano... habla, desconecta y ríete mucho. 100% eficaz. 7. Aparca el móvil. Verlo un rato, entretiene e incluso relaja. Meterse demasiado en la vida maravillosa que nos enseñan las RRSS o a leer demasiada información NO AYUDA. Además te dejará mucho más tiempo para hacer cualquier cosa de las que aparecen más arriba.   No intentes hacerlo todo de golpe. Elige un punto de esta lista o de cualquier otra para empezar a cuidarte desde hoy y cuando forme parte ya de tu rutina, escoge la siguiente. CUÍDATE!!    

No siempre la paternidad es como nos la pinta Instagram. El estrés mañanero, una contestación, las tareas, una pelea, una mala nota, no trajo el libro adecuado, llegamos tarde para los baños, otra pelea, cenas eternas, no tengo sueño... ocupan buena parte del tiempo. Pues sí, la vida nos está llevando a ir con la lengua fuera todo el santo día, lanzando todo tipo de frases para que hagan, paren, deshagan o simplemente aceleren lo que están haciendo. Y esto no puede ser. Por eso hay que plantarse para decir basta. Hoy no. Hoy no me dejo llevar por la inercia del correcorrevengahaztermina. Hoy no. Hoy vamos a bailar.

A veces, por mucho que queramos a nuestros hijos, nos vemos atascados en el modo "todo lo haces mal", dejando pasar por alto muchísimas cosas que seguro que son buenas,  restando al mismo tiempo la oportunidad de hacer otras mejor. Una manera de revertir esta situación y que uso muchísimo cuando me encuentro atrapada en este tipo de situaciones, es practicando la rueda de la mente. Esta técnica simboliza la mente como una rueda, en cuyo centro hay un lugar seguro para serenarnos y elegir bien. 

Que los niños tengan una alimentación variada y en cantidades razonables, es una de las grandes preocupaciones de los padres. Preocupación más que justificada cuando los perceptiles no son muy generosos y el niño hace ascos a todo lo que sea verde, naranja, rojo y en general cualquier color. La tensión que se crea entre los padres puede llegar a crecer exponencialmente, al tiempo que se refuerza la actitud del pequeño. Hoy te dejo algunas ideas que han ido surgiendo en los talleres de trabajo de las distintas ediciones del curso online educar sin gritos, para reducir la tensión familiar, introduciendo a través del juego y de diferentes estrategias el hábito de comer bien.

Muchos de los planes que organizo, no tienen más recompensa que la de completar un objetivo que hemos puesto, crecer en autonomía, trabajar el orden, engordar el buenrollismo familiar... lo cual no es poco. Pero a veces, necesitamos un poco más de motivación y entonces me lanzo al reparto de puntos. Pues bien, hoy te dejo por aquí esta tabla de tareas, para rellenar con puntos y alcanzar un premio final.

En esta vida de locos que llevamos últimamente, cargados de responsabilidades de todo tipo, parece una heroicidad encontrar un minuto para parar y reflexionar. Pero la realidad es que cuando conseguimos hacerlo, las cosas funcionan mucho mejor. Prueba de ello, el menú semanal que tan de moda se ha puesto por facilitar tanto el día a día gracias al ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo que conlleva.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar