Blog

Inicio  /  General   /  A dormir
Cuando tienen entre 2 y 4 años, la hora de acostarse se hace eterna. Obvio, porque ya están en la cama, si hicieran cunas más grandes otro gallo cantaría.
Tengo pipí, tengo sed, un beso, un abrazo, que te quiero, otro beso, otro abrazo, algo importante: Sofía me pega, el peluche, la lucecita, te dije que te quería?
Así que la hora de irse a dormir se prolonga demasiado en el tiempo y se fusiona con NUESTRA hora de la cena pacífica y llena de armonía, que está dejando de serlo. 
Una vez escribí en un papel todo lo que tenían que hacer antes de dormir:
  • pipí
  • lavarse cara, manos y dientes
  • beber agua
  • peluches
  • lucecita
Lo puse en el cuarto de baño y cada noche y siesta revisábamos que todo se hubiera hecho (incluso dos o tres veces para asegurar) antes de acostarse y después de los miles de besos, abrazos y deseos de buenas noches, les recordaba que ya había quedado todo hecho, y que si no se levantaban volvería a darles otro beso después de cenar, tiempo más que suficiente para que cayeran dormidos
Y la verdad es que mejoró mucho la cosa.

5 comentarios

  • Anonymoushace 6 años

    Qué bueno!!!! Pensé q me ocurría sólo a mi….mi hija , después de “saltar en la cama,besos,otro besito,la cancioncita de dormir,el aparato de los mosquitos,el aire acondicionado….”espera a estar metida entre sábanas y me hace creer q por fin ya me voy y soy libre, cuando de repente me dice “mamá agua”….qué rabia!!! Siempre tengo un vasito preparado en su habitación,pero a mi se me olvida casi siempre q me lo va a pedir y cuando mi mano va a tocar el interruptor de la luz…”mamá agua”….
    Es como un ritual…si sigue bebiendo así,no habrá quien le quite el pañal nocturno!!!!
    Beso desde el 17.

    responder
  • Píahace 6 años

    Mi hija la mayor(3) no duerme, es el sueño el que le vence. La hora de acostarse siempre ha sido horrible. Desde hace unos meses todo ha mejorado muchísimo pero llevando una rutina implacable. No tengo lista pero creo que repito hasta las mismas frases y siempre en el mismo orden. Al baño ( cantando la familia telerín) ahí dientes + pipi y caca; luego a nuestra habitación ( vovlemos a cantar) a poner el pañal y leer el cuento. Se deja el cuento escogido para el día siguiente y entonces se bebe agua. Ya está preparada para ir a la cama. Entonces llega la elección: la ama te lleva en brazos o a lo princesa. Arrumacos de camino y a dormir.
    Si por algún casual se me ocurre poner primero el pañal antes del baño o leer el cuento en la sala… la he liado.

    Menos mal que Guillermo (1) sonríe al edredón.

    responder
  • Recortables y Quimerashace 6 años

    Yo me salto todas las rutinas (mal hecho, no presumo) pero a segun que horas, no soy persona. Por eso lo de los encargos a esa hora, impensable, y lo del ritual, tambien. Resultado: Ines lleva en mi cama una semana. Mal acaba lo que mal empieza. A Miren no se le ocurre pedir cama, claro. Con al segunda uno no comete según que errores!!

    responder
  • Raquelhace 6 años

    Pero donde estabas estos últimos tres años???… Estarías aquí claro, pero la que no podía estar era yo, jajaja!.
    Voy a imprimir todo tu blog, mandarlo encuadernar y hacerlo mi libro de noche… te juro que te adoro!!!.
    Esta misma noche lo pongo en práctica… no es que no me guste dormir con ellos y darles mil cariños, abrazos y besos… me encanta, sé que algún día dejaré de hacerlo (dejarán de pedirlo o necesitarlo) y lo extrañaré… pero llega otro bebé y mi vida va a ser un caos sino…
    Voy a buscar la cartulina!!

    responder
  • mistrucosparaeducarhace 6 años

    Jajaja!!
    Qué bien que te guste tanto, no sabes lo que me anima!!
    A mí también me encanta achucharlos, pero reconozco que necesito descansar MUY BIEN para poder seguir al día siguiente, y al siguiente, y al siguiente,…

    responder

DEJAR UN COMENTARIO

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar